Un día en la vida de Boteman

Como cada mañana, Bingo, el perro de la vecina del quinto se sube a la cama de Boteman y le despierta a lametazos en la cara.

¡Basta Bingo! He dicho ¡que basta! – Después de eso ¡cualquiera se salta la ducha!

Luego tostada con mermelada de naranja y café solo con una cucharada de azúcar.

Se mira al espejo y ¡horror! Su pelo lacio cae sobre la cara. Resopla el flequillo naranja, ¡se le olvido comprar laca! Con su super velocidad entra y sale del badulaque cercano. Ya en casa de nuevo comienza a girar creando un tornado naranja. Cuando se detiene, aparece con su característico peinado pincho y el traje… ¡El traje se lo ha puesto al revés!

Hoy va a ser uno de esos días- se dice a sí mismo. Pero echa una última mirada al espejo, hace su famoso pop con la boca y sonríe satisfecho. Nah… ¡Hoy no se aburre ni el Tato!

Se pone manos a la obra y salva del aburrimiento a un señor que estaba esperando a que le atendieran en el dentista, a una chica en el lavado de coches y a abuelita en la cola del banco. Y eso lo ha hecho ¡en menos de un segundo!

Vamos, un día más en la vida de Boteman, sólo que ese fue el día en que además en Botemanía se batió el record repartiendo un Bote de 70.620€ en Wonderland

boteman

Categorías: Boteman

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.