¿Cuándo se apostó por primera vez?

Vale, te flipa la diversión de los juegos de Bingo, Casino, Slots y Ruleta de Botemanía. ¿Pero alguna vez te has parado a pensar cuándo empezó a apostar la humanidad? ¿Fueron los romanos, los griegos, los persas…? Aquí, te damos respuestas a tu curiosidad.

Algunas fuentes apuntan a que la humanidad empezó a apostar en la época del Paleolítico. Sin embargo, el primer objeto relacionado con los juegos de azar del que se tenga constancia es un dado de seis caras. El hallazgo se dio en la cuna de la civilización, en la antigua Mesopotamia, y, según los historiadores, su existencia se remonta al año 3.000 aC. Aún así, lo más probable es que el objeto como tal se usara con fines de adivinación.

Una nueva evidencia nos remonta al año 2.300 aC, tras el hallazgo, en China, de unas monedas marcadas que los historiadores vinculan a algún tipo de juego de apuestas. Por aquella época ya hay indicios de que la civilización china jugara al Kenolo tenemos en la web!-, un juego parecido al Bingo, que originalmente se jugaba para recaudar impuestos y construir grandes infraestructuras. Diversas fuentes apuntan a que así se financiaron tramos de la Gran Muralla China, una de las siete maravillas del mundo que se empezó a construir en el siglo XVII aC.

Asimismo, en la civilización griega, la primera mención a los dados se encuentra en los escritos de Sófocles (496 aC – 406 aC) en una época cercana a 500 aC. De todas formas, es dudoso que los dados fueran usados con el mero propósito de apostar.

De hecho, siglos más tarde, se conoce que las leyes del Imperio Romano prohibían todo tipo de apuestas. La multa obligaba a pagar cuatro veces la apuesta a aquellos ciudadanos que fueran pillados in fraganti por las autoridades romanas. Fueron los romanos precisamente los primeros en inventar lo que comúnmente conocemos como fichas de casino. Su pretexto era esquivar a las autoridades argumentando que no apostaban con dinero real.

El boom del Renacimiento

Más allá de los dados y allá por el siglo XIX dC, se tiene constancia de que los primeros juegos de naipes aparecieron en China. Pero no fue hasta el Renacimiento (siglos XV y XVI), y tras los progresos científicos que ahondaron en las leyes de la probabilidad, que se popularizaron los juegos de azar en forma de dados, cartas -Baccarat- o Ruleta.

Y así, en 1638, se inauguró el primer casino en Venecia con la idea de proporcionar un espacio a las apuestas con motivo de los carnvales de la ciudad.

Y si todo este repaso a la historia te ha dado ganas de jugar a uno de nuestros clásicos, ya sabes…

Categorías: Diversion

2 Comentarios »

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.