5 planazos contra la cuesta de enero

 

Oh, la cuesta de enero ya está aquí… Pero la buena, la de Botemanía. Nuestra Cuesta que no cuesta tiene un subidón de premios en metálico. ¡Hasta 100€ cada viernes de enero! Y si la suerte no te acompaña o te pillamos en modo perezoso, sigue leyendo esto que el frío de ahí fuera deja estampas tan bonitas como los rodillos con témpanos de Siberian Storm. ¿Salimos?

1. ¡Es tiempo de esquí! Habrá que aprovechar estas nevadas con una subida a pistas. ¡Yuhu! Uno de los mayores placeres del invierno es el de deslizar los esquís por una lisa capa de nieve recién caída. Flexionar rodillas, clavar cantos y ¡alehop! salimos de la curva para seguir con el descenso montaña abajo. Solo pedimos que el día soleado, pero no mucho. Casi nada.

2. El día de esquí acaba pero la diversión en la nieve da para más, mucho más. Un invierno sin hacer el ángel en la nieve, no es invierno. Esquís fuera y túmbate sobre la parcela de nieve virgen más reciente. Brazos y piernas arriba y abajo y ¡voilà! Menudo ángel te has currado sobre la nieve. Es como un baño de burbujas pero de nieve y sin pasar frío.

3. Y nada como enlazar un día en la nieve con un buen chocolate caliente al ladito de la chimenea. Mmmm… Recuerda tus mejores descensos del día con un buen tazón en tus manos. Que si la primera de la mañana, la última del día o la caída tonta de tu colega. Todas valen para completar el día con un chocolate a la vera de una cálida chimenea o cerquita de una repleta de premios como la de Secrets of Christmas. Por cierto, me voy a comer el símbolo de premio con el vaso de leche con galletas para Papá Noel. Aviso.

4. ¡Un buen puñado de churros! Eso es, nada como gozar de esta obra maestra de la repostería con un buen chocolate caliente, café o poleo menta, ¡ja! Mmmm… El crujir de la primera capa junto con la ternura del interior y esos granitos de azúcar que reavivan el sabor. Y de segundo plato, todas las perlas que nos brinda la temporada de invierno: castañas, boniatos, cardos, berzas, naranjas o granadas. ¡Es un non stop!

5. Oye, y después de una jornada deportiva regada con una cena nivel pro, nada como un poco de ternura en forma de abrazo. Uno de los remedios, no recetados en farmacias, que mejor van para sobrevivir al frío se llama -redoble de tambores- ABRAZO. Un verdadero placer.

¿Te imaginas que repartiéramos premios en forma de abrazos también?

¿Se pasó ya el frío por ahí?

 

 

Categorías: Promociones

4 Comentarios »

    • ¡Jaja! Para plumazos, los del Fénix en el juego de Secretos del Fénix. Y para planazos, cualquiera de estos cinco. Si te decantas por alguno de ellos, ya si eso nos cuentas qué tal 🙂

    • Hola Jaume, tu comentario es un poco en clave ¡jeje! Puede ser que uno de los mejores planazos sea salir ahí fuera con pantalones de pana, de ahi lo de “Mipanas” 🙂 ¿Va por ahí la cosa? Sea como sea, esperamos que todo te vaya bonito pese al frío y te envíamos toda la suerte desde aquí. ¡Saludos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.