Los hombres y las plantas… ¡Qué les gusta una competición!

Una de nuestras compañeras del equipo sueco nos regaló unas plantas de guindilla a varios en la oficina de Londres. Estábamos todos muy contentos cada uno con su planta en la mesa.

Pero… ¡tanta felicidad no podía durar! Y es que no lo pueden evitar, los tíos son así y un regalo tan inocente como una plantita, se convirtió en una competición para ver ¡a quién le crecen los pimientos picantes más gordos!

Sería genial que nos contaseis cuales son vuestros trucos para hacer crecer las plantas y ¡a ver si gano!

pimientos pimientos2

Categorías: Social

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.